Blog

feb 10, 2014

Lagrimeo en los ojos

Muchas personas no saben que es padecer de alergias en los ojos, ya que a menudo no hay señales ni síntomas de advertencia, o el lagrimeo se asume como parte de un proceso normal del ojo.

Los factores ambientales son quizás la causa más común de los ojos llorosos. Esta categoría incluye desde cosas tan simples como una cebolla hasta la polución, el smog, el humo, el polvo, las alergias y la presencia de químicos perjudiciales en el aire. Los ojos llorosos pueden también ser causados por irritación u otros factores.

El resultado es un lagrimeo constante que a menudo enmascara el problema original que es el ojo seco y por extraño que parezca, una de las causas más comunes del lagrimeo excesivo es la sequedad de los ojos. La sequedad provoca cierta molestia, la cual estimula el cuerpo para que produzca lágrimas en exceso. De hecho, una de las principales evaluaciones para el lagrimeo consiste en examinar si los ojos están demasiado secos.

Las causas de los ojos llorosos son:

  • Alergia al moho, la caspa, el polvo.
  • Blefaritis (inflamación a lo largo del borde del párpado.
  • Obstrucción del conducto lacrimógeno.
  • Conjuntivitis.
  • Contaminación o productos químicos en el aire o el viento.
  • Luz brillante.
  • Eversión del párpado hacia adentro o hacia afuera.
  • Algo en el ojo (como polvo o arena).
  • Raspadura en el ojo.
  • Infección.
  • Pestañas que crecen hacia adentro.
  • Irritación.

El aumento del lagrimeo sucede a veces con:

  • La fatiga ocular.
  • La risa.
  • El vómito.
  • El bostezo.

Desarius está indicado pare el rápido alivio de los síntomas asociados con la rinitis alérgica intermitente y persistente, a la vez de otras afecciones alérgicas, incluyendo rinoconjuntivitis alérgica (lagrimeo y enrojecimiento de los ojos) y prurito del paladar por alergia oral.

Este contenido es de carácter informativo, no sustituye la visita al médico.