Blog

mar 08, 2018

Consejos para proteger la piel del sol

¿Te has preguntado acerca de la gran función que realiza nuestra piel?

La piel al ser impermeable evita que entre a nuestro organismo cualquier agente externo como bacterias, polvo, o sustancias a las que estamos expuestos diariamente y que son dañinas para nuestra salud. Por tanto, la labor de la piel es sin duda grandiosa para el ser humano.

Por eso es necesario saber protegerla, pero pocos sabemos cómo.

Uno de los factores de riesgo a los que nos exponemos constantemente es el sol. Si bien es cierto, el sol ayuda a revitalizar el cuerpo aportando vitamina D, pero al exponerlo tanto tiempo a los rayos UV y de forma indebida, llega a ser perjudicial, ya que puede provocar manchas, sequedad, quemaduras e incluso cáncer.

    Por ello, a continuación te presentamos algunos consejos que te pueden ayudar a protegerte contra el sol:

  • Usa protector solar:
  • Y esto es, aunque no vayas a la playa, pues en donde quiera que andemos siempre nos exponemos a los rayos del sol. Incluso cuando el día está nublado, los rayos continúan alcanzando la piel, sobre todo el rostro, cuello, brazos y piernas. Por ello, la cantidad de protector en estas zonas debe ser un poco más elevada.

    También, cuando estemos bajo la sombra de un árbol o la protección de una sombrilla, los rayos del sol se reflejan en el piso, ya sea de concreto o de arena. Por ello, siempre es bueno usar un protector solar.

  • Evite exponerte al sol directamente a ciertas horas:
  • En general, la exposición a los rayos ultravioleta son dañinos y esto se intensifica más entre las 12 del mediodía y las 3 de la tarde, ya que es el momento en el cual el sol se encuentra en su punto más alto, por lo tanto, llega a ser más peligroso.

    Así que si necesitas realizar actividades al aire libre lo recomendable es hacerlas en horas de la mañana, a partir de las 6 a.m., hasta las 10 a.m. o pasadas las 3 de la tarde aproximadamente.

  • Tipos de prendas a evitar:
  • Si vas a lugares en donde no hay espacios de sombra, lo recomendable es que ocupes ropa de algodón y de colores claros. También toma en cuenta que las prendas secas ofrecen mucha más protección que las húmedas o mojadas. Por otro lado, trata de evitar las prendas en colores oscuros y de telas de tejidos ajustados, pues tienen una capacidad de absorción de rayos ultravioletas mucho mayor.

  • Tras exposición del sol:
  • Si tu piel ya recibió los rayos ultravioletas y se han producido quemaduras, debes evitar cualquier tipo de contacto con la luz solar. También es bueno aplicar geles calmantes en las zonas afectadas varias veces al día. Si en caso el dolor es demasiado intenso, puedes tomar analgésicos como el ácido acetilsalicílico o el paracetamol.

También, es recomendable beber líquidos en abundancia, sobre todo, con agua mineral y refrescos naturales.

Sigue estos consejos y evitarás dañar tu piel por los rayos ultravioleta.

CONSEJO GRACIAS A LABORATORIOS PAILL