Blog

feb 03, 2015

Cómo mantener un nivel de colesterol saludable

Esas pupusitas o chicharrones se ven deliciosos e irresistibles. Y qué decir de las papitas fritas, hamburguesas y demás.

Pero ojo. Estos alimentos podrían estar afectando tu salud, provocando una subida del colesterol.

El colesterol es una sustancia grasa, o un lípido, que está presente en todas las células del organismo. En nuestro cuerpo, es el hígado el responsable de elaborar todo el colesterol que el organismo necesita para producir hormonas o para la formación de células.

Sin embargo, cuando incluimos en nuestra dieta productos de origen animal, tales como huevos, productos lácteos y carne, estamos añadiendo colesterol adicional en el organismo.

Lo que más daño hace es la grasa saturada que existe en muchos alimentos de este tipo. Por ejemplo, la grasa de los lácteos, la carne roja con grasa (sí!!, la más deliciosa) y aceites como el de coco son alimentos ricos en grasa saturada.

Grasas saturadas: se encuentran en productos animales como la mantequilla, el queso, la leche entera, los helados, la crema de leche y las carnes grasosas. Estas grasas también se encuentran en algunos aceites vegetales, como el aceite de coco, el aceite de palma y el aceite de palmiste.

Otros alimentos perjudiciales para el colesterol son los embutidos, las frituras, el tocino o la manteca, pan dulce y reposterías, mayonesa y snacks o boquitas.

Los frutos secos como maní o semillas de marañón, y otros, sobre todo las nueces y semillas son altamente beneficiosas para el organismo, al contrario se aconseja consumir una porción diariamente de estas, como el maní, el marañón, las pecanas, nueces, etc… ya que NO contienen colesterol, sino que son ricos en ácidos grasos monoinsaturados (como el Oleico) que se encargan de bajar los niveles de colesterol ‘malo’ (LDL), y previenen que las arterias del corazón se obstruyan.

Son recomendables alimentos como las frutas, las verduras, los cereales, la leche y el yogur desnatado, pechuga de pavo, pollo sin piel y las carnes rojas magras (carne sin grasa).

Cuando te haces una prueba o examen de colesterol, lo que se hace es evaluar la cantidad de lípidos o grasas presentes en la sangre, y esto se expresa en miligramos por decilitro (mg/dl).

En términos generales, lo recomendable es un nivel de colesterol inferior a los 200 mg/dl. Pero si este valor está entre los 200 mg/dl y los 239 mg/dl, el nivel de colesterol se considera elevado o en el límite, por lo que es aconsejable reducirlo.

Un nivel de 240 mg/dl o más de colesterol sí se considera muy elevado y es necesario implementar medidas para reducirlo.

Si tienes un resultado así, debes comenzar por algunas acciones como cambiar la alimentación, iniciar ejercicio físico y tomar medicamentos reductores del colesterol.

Uno de estos medicamentos recomendables es ANALIP, precisamente indicado para tratar el colesterol total elevado y bajar el colesterol de baja densidad (LDL), conocido como colesterol malo, a la vez que ayuda a bajar un poco los triglicéridos.

Si el problema es de triglicéridos elevados te recomendamos Cyprolip, el cual es específico para bajar los triglicéridos totales de la sangre.

Este contenido es de carácter informativo, no sustituye la visita al médico.