Blog

ago 08, 2012

La bronquitis

Muchas veces nos hemos alarmado cuando esa persistente tos no nos deja tranquilos, nosotros te presentamos que hacer ante esto. 

La bronquitis es la inflamación del tejido que recubre los conductos bronquiales, los cuales conectan a la tráquea con los pulmones. Este delicado tejido que produce mucosidades, cubre y protege al sistema respiratorio, los órganos y los tejidos involucrados en la respiración. Cuando una persona padece de bronquitis, puede ser más difícil que el aire realice su recorrido normal dentro y fuera de los pulmones; los tejidos se irritan y como consecuencia, se producen más mucosidades. El síntoma más común de la bronquitis es la tos.

La bronquitis puede ser aguda o crónica. Una condiciona médica aguda ocurre rápidamente y puede ocasionar síntomas severos, pero tiene corta duración (menos de unas pocas semanas). La bronquitis aguda es ocasionada por un número de virus que pueden infectar el tracto respiratorio y atacar los conductos bronquiales. La infección que causan algunas bacterias también puede ocasionar bronquitis aguda. La mayoría de las personas padecen de bronquitis aguda durante algún momento de sus vidas.

Por otro lado, la bronquitis crónica puede ser leve o severa, y tiene una duración más prolongada - de varios meses hasta años. Con la bronquitis crónica, los tubos bronquiales continúan inflamados (rojos e hinchados), irritados, y con el tiempo producen mucosidad en exceso. La causa más común de la bronquitis crónica es fumar.

Síntomas de la bronquitis:
  • Tos que puede traer consigo mucosidades espesas de color blanco, amarillo o verdoso.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensación general de estar enfermo(a).
  • Escalofríos.
  • Fiebre (generalmente leve).
  • Dificultad al respirar.
  • Ronquera o una sensación de opresión en el pecho.
  • Silbidos en el pecho (sibilancias), respiración forzada.
Si sientes o crees que tienes algunos de estos síntomas consulta con tu médico y si eres un fumador activo procura evitar el tabaco.