Blog

ago 08, 2012

¿Conoces el resfriado común?


El resfriado común, o catarro de vías altas, es un cuadro bastante benigno, que afecta a un porcentaje elevado de la población en algún momento de su vida.

El catarro de vías altas puede ir asociado a congestión nasal (de hecho, suele hacerlo muy frecuentemente), dolor de garganta, tos y/o lagrimeo ocular.


Cambios de temperatura bruscos, o bien, corrientes de aire tanto en el puesto de trabajo, como durante la realización de actividades al aire libre, pueden ser los causantes de dicho cuadro.

Recomendaciones:

Entre las medidas a tomar ante un cuadro vírico catarral, destacan las siguientes:

  • Beber abundante líquido. Tal y como comentábamos, la sequedad de las mucosas origina gran parte de los síntomas asociados a este cuadro. Además, cuando aumenta la temperatura, aumenta la pérdida de agua de nuestro cuerpo. Conviene reponer, al menos, lo perdido (beber, al menos, 1'5-2 litros de agua al día).

  • Evitar corrientes de aire directas, así como cambios de temperatura intensos. He aquí el motivo de los catarros que solemos tratar en épocas calurosas: Los comercios tienen el aire acondicionado "a tope", y al salir a la calle, notamos un cambio térmico de muchos grados centígrados.

  • Para la tos seca puede ser eficaz poner media cebolla encima de la mesita de noche. La irritación que ésta produce suele ser suficiente para cortar el reflejo tusígeno.